TUTORÍAS ETERNAS

En esta publicación os pedimos que participéis, que aportéis vuestras experiencias personales y todo lo que creáis puede ayudarnos a ser más efectivos en las tutorías individuales con las familias.

(Os damos un truquito al final del post.)

 

Esta es la lista de las cosas que consideramos más importantes a tener en cuenta:

  • Lleva preparado un guión con los temas que quieres tratar.
  • Asegúrate de haber recabado información de todos los profesores.
  • Deja el aula presentable tras la última clase, pero no excesivamente. Recuerda que los niños son vida y que no pasa nada porque se note que ahí habéis estado aprendiendo.
  • Lleva el control de la reunión, deja hablar a los padres, pero lleva las riendas de la conversación.
  • Apunta comentarios que te parezcan de interés o importantes para no olvidarlos y poder tratarlos personalmente o con el profesor implicado.
  • Muestra siempre respeto y serenidad, aunque recibas malas caras o modales mejorables. Recuerda que así no perderás la razón nunca y no podrán acusarte de haberles faltado al respeto. Si la tutoría te resulta incómoda, pide consejo y apoyo en jefatura de estudios antes de realizarla.
  • Tener ideas contrarias no es signo de falta de respeto. Tener diferentes puestos de vista es algo muy común ya que muchas veces nuestros alumnos no se comportan del mismo modo en el aula y en su casa.
  • Finaliza la tutoría haciendo un breve resumen de lo tratado.
  • Levántate para hacer la despedida y acompáñalos a la salida.

Truquito: en un curso de formación sobre cómo afrontar tutorías difíciles, nos recomendaron poner hora de comienzo y finalización cuando pidiéramos la tutoría a las familias. Así ambos tendréis una referencia para ajustaros a un tiempo límite.