Es una herramienta fantástica, sencilla y fácil de manejar para evaluar a los alumnos de una forma distinta, rápida y entretenida. Llama la atención de todos los participantes y hace que la evaluación, que normalmente se ve como  un momento estresante, y que en ocasiones, se vive con mucha presión, se convierta en algo llevadero, ameno y entretenido.

 

No es necesario que los alumnos tengan ningún tipo de dispositivo móvil, tan solo el profesor encargado de realizar la evaluación. Los alumnos ven proyectadas en la pizarra, las preguntas a las que deberán contestar. Cada pregunta tiene dos, tres o cuatro posibles respuestas asociadas a una letra, A, B, C o D.

Cada alumno tiene una tarjeta con un código que leerá el profesor con su dispositivo móvil o Ipad. Cada código está asociado a un niño (lo más fácil es numerar las tarjetas y asociarlas al los números de la lista de clase, así si Juan Pérez es el 1, su tarjeta será la número 1) y éste deberá colocar hacia arriba la parte del código que tiene la letra de la respuesta correcta.

El profesor leerá con su dispositivo móvil los códigos que cada niño sujeta. Irán apareciendo las respuestas acertadas y fallidas en una tabla, lo que agiliza la corrección.

 

 

Os dejamos un vídeo ejemplo de cómo usarlo en clase:

https://www.youtube.com/watch?v=dMAX2EQnUXE

Y aquí va el tutorial:

https://www.youtube.com/watch?v=nmWeriycMiA