¿Os acordáis cuando viajaban siete u ocho personas en un coche de cinco plazas? ¿Os acordáis cuando un trayecto de 5 horas era la media para irse de vacaciones y daba tiempo a quererse y a odiarse?

Queremos echar la vista atrás y recopilar juegos a los que podamos jugar mientras viajamos con los más pequeños. No queremos que sean juegos con un fin competitivo, sí que sean de entretenimiento, que aporten algo educativo y, sobre todo, que nos ayuden a hacer el viaje más ameno.

“Veo veo” ¿Quién no ha jugado alguna vez al “veo veo”? Repasamos el abecedario y practicamos con vocabulario conocido y nuevo. Es el momento de mirar fuera y dentro del vehículo. De ver detalles, colores y formas que pasan desapercibidos cuando solo viajamos.

 

“Palabras con las matrículas” Con las letras de las matrículas podamos tratar de formar palabras .
“Par o impar” Siguiendo con las matrículas, podemos ir diciendo si son par o impar según vayamos adelantando coches. 

 

 

 

“Coches de colores” En un tiempo de X minutos, cada uno en el coche se pide un color y va contando los que aparecen. Si nos adelantan, cuentan en positivo, si adelantamos nosotros al coche, restan.

 

 

“Palabra TABÚ” Es algo parecido al veo veo, pero la persona que define las palabras tiene que utilizar solo una cada vez que añada una pista.

“Palabras encadenadas” Elegimos un orden de participación y el primero comienza con una palabra y los siguientes dicen otra que comience por la última sílaba de la anterior. Si queremos complicarlo un poco, podemos elegir un tema y que las palabras sean solamente sobre ese tema.

“Furor” Elegimos una palabra e intentaremos cantar el máximo número de canciones que contengan esa palabra.

 

¡Os animamos a que nos escribáis añadiendo más juegos que conozcáis o que practiquéis en vuestros viajes!

 

¡Feliz verano!