Queríamos dedicarle un post a nuestra salud, a cuidarnos y mimar nuestra principal herramienta de trabajo, la voz.

La voz es algo fundamental para un maestro, es su forma de transmitir conocimiento y muchas veces es la más olvidada y solo reparamos en ella cuando es demasiado tarde y el remedio es bastante drástico.

Queremos ofreceros esta entrevista en la que podréis leer unos breves consejos de qué debes hacer y evitar para que todo funciones correctamente. Para ello, hemos contado con la ayuda de Noelia Arroyo, formada en Logopedia y Educación Infantil.

 

¿Cuál crees que es el principal error que cometemos los maestros con nuestra voz?

En lo relacionado al uso de la voz en una profesión como la enseñanza, no se trata de errores concretos sino de factores que influyen a un posible sobreesfuerzo vocal. No sólo están los factores físicos del propio maestro, como un uso elevado de su voz que puede ir unido a una respiración acelerada o respiración bucal de forma inconsciente a la hora de hablar, una escasa hidratación, o tos continuada debido a estas causas. También hay factores ambientales que sin darnos cuenta pueden influir en una posible disfonía en los maestros, como por ejemplo un ambiente cerrado y con poca ventilación, o zonas en las que imparten las clases con un ruido muy elevado.

¿Qué cuidados crees que son básicos para cualquiera de nosotros? (Escribe como si fueran “los 5 consejos para cuidar la voz de un maestro”)

 

  • Reposo vocal fuera de horario laboral de unos 40-50 minutos diarios.
  • Hidratación.
  • Respiración y articulación con un ritmo correcto, no acelerado, mientras se emite el discurso.
  • Buena posición corporal que nos permita tener una buena emisión vocal.
  • Buena ventilación en la zona de trabajo.

 

¿Recomiendas la visita a un especialista de forma rutinaria?

Es recomendable que las personas que trabajan de forma continuada con su voz, como en este caso los maestros, vayan a visitar a especialistas para que les ayuden y les den pautas sobre su emisión vocal aunque no tengan ningún tipo de disfonía o problema concreto.

¿Cuál es la enfermedad más común entre maestros?

Generalmente lo más común suele ser la disfonía debido al gran uso que tienen de su voz, acompañado de los pólipos y los nódulos, los cuales pueden necesitar intervención quirúrgica o una rehabilitación vocal con un logopeda. Por esto, la importancia de visitar a profesionales que nos indiquen si la disfonía que se repite de forma continuada es por sobreesfuerzo vocal o por otra posible causa.

 

Noelia Arroyo