Llevamos mucho tiempo queriendo compartir metodologías «distintas», «nuevas», «modernas» y atractivas para utilizar en el aula.

El aprendizaje cooperativo podemos llevarlo a aulas con poquitos alumnos y a aulas que, desgraciadamente, estén abarrotadas. Bien es cierto que habrá que concienciarse primero de que es una forma de trabajar más relajada, puede que lleve a murmurar y a hablar un poco más que si los alumnos están sentados en parejas o de uno en uno. Esto irá mejorando según incorporemos en el día a día todas las estructuras y la forma de trabajar en el aula.

Seguramente, sin saberlo, utilices muchos recursos todos los días que están englobados en esta idea de Estructuras Kagan:

  • Pedir callar sin chillar, simplemente levantando la mano, diciendo dos palabras que ellos contestarán, haciendo un ritmo corto con palmadas o golpecitos en la mesa que tengan que repetir…
  • Pedir que trabajen en pequeños grupos por turnos y repartiéndose el trabajo.
  • Repartir roles o encargos para todos.

Con las Estructuras Kagan se consigue el trabajo equitativo entre todos, la participación de todos por igual, una interdependencia positiva, trabajaremos la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la comunicación. Algo a destacar es que de este modo trabajan niños con distinto ritmo de aprendizaje, con distinto nivel de conocimiento y con distinta motivación. El resultado será trabajo de todos y responsabilidad del grupo.

La colocación de los alumnos, en los grupos de mesa, es importante. Intentaremos hacer equipos de 4 siempre. Antes de colocar los grupos, en una lista, haremos cuatro grandes grupos de alumnos, A, con los más avanzados en conocimientos académicos, B, con los alumnos con problemillas de aprendizaje y C y D, grupos medios, uno un poco más avanzado que el otro. Tras hacer estas cuatro diferenciaciones, colocaremos un alumno de cada gran grupo en la mesa de cuatro. El alumno más avanzado y el de menor nivel académico irán colocados en diagonal, nunca uno al lado del otro ni enfrentados. Esta idea no es fija ni obligatoria, aunque es recomendable, muchas veces por necesidad del aula, las mezlas de grupo serán distintas.

Estas son algunas estructuras Kagan para practicar contenidos trabajando en grupos:

QUIZ QUIZ TRADE:Toda la clase camina lento mientras escucha una música agradable, cuando la música se detiene, todos buscan una pareja. Si alguien no encuentra pareja levanta la mano para ser más visible y encontrarla. Uno de la pareja hará la primera pregunta y el otro responderá, si es correcto, chocarán las manos, si no lo es, el que realiza la pregunta dará opciones de respuesta hasta que lo adivine. cuando los dos hayan adivinado las preguntas, intercambiarán las tarjetas. La música volverá a sonar y se repite el proceso.

RALLY TABLE:

Cada grupo formado por cuatro integrantes, dispone de un papel donde apuntar las respuestas y un boli que irán turnando para que todos apunten las soluciones. El marcador de tiempo sonará cada 20 segundos para que el papel y el boli pasen al siguiente que tenga que participar. El tiempo es orientativo, dependerá de la complejidad de la actividad. Puede utilizarse en redacciones para que se vaya formando una historia en la que todos colaboren. Puede usarse en resolución de problemas para que cada uno vaya avanzando en los pasos hasta conseguir la solución final. Puede usarse en ciencias para proponer teorías y finalmente resolver.

RALLY ROBIN:

Es un juego muy rápido. ¿Recordáis el programa «Un dos tres»? Pues se trata de ser rápido en tus respuestas y conseguir el mayor número de ellas. Por parejas, tendrán una pregunta a la que dar muchas respuestas, por turnos irán dándolas y apuntándolas. Recuerda que tienen que tener un tiempo límite que vean en modo cuenta atrás. Y para decidir quién empezará con la lista de respuestas, será elegido al azar.

RALLY COACH:

Por parejas, tomarán turnos para ir contestando varias preguntas o resolviendo problemas. Cuando uno de la pareja no esté escribiendo, hará la función de «profesor» o «animador» y premiará, corregirá y dirigirá el trabajo del otro. Cuando acabe el tiempo cambiarán papeles.

 

Para realizar esta entrada en el blog hemos tenido varias formaciones en nuestro centro de trabajo y hemos ampliado ideas y conocimiento de forma personal con varias lecturas, os dejamos dos títulos que nos han resultado muy útiles. El primero, un libro imprescindible de Kagan, su título es  “TEAMBUILDING”, una buena guía para tratar el tema de la construcción de los equipos cooperativos en las aulas para todas las actividades y estructuras. Y por último, «BRAIN-FRIENDLY TEACHING«.

Os animamos a que profundicéis en el tema y que probéis en el aula todas las estructuras, seguro que más de una la utilizaréis muy a menudo y se convertirá en algo imprescindible.